Paititi
Expediciónes

En 2005, 2010 y 2018 Patries van Elsen participo en los expediciónes internacionales de Mision Rahma hacia la legendaria Paititi,
para realizar trabajos espirituales.


Los trabajos energeticos fueron dirigido por las guías extraterrestials y los Maestros de la Hermandad Blanca.

 


" Corazón de Corazón "

PUSHARO

La fascinación por Paititi ha activado internamente a muchos en distintas partes del mundo.
La atmósfera de magia y de misterio que rodea este lugar, que se encuentra en lo profundo de la selva del amazonas peruano,
ha llevado a que se realicen diversas expediciones en los últimos siglos.


En agosto de 2005, 2010 y 2018 Patries van Elsen participó de una expedición internacional de Mission RAHMA
a este legendario y misterioso territorio Paititi en la selva de Madre Dios en Peru.

Las expediciónes al Paititi,
tiene como tres objetivos principales:

la alineación energética de los 13 Discos Solares,
el encuentro con los Maestros de la Hermandad Blanca
y
la recepción del Libro de los de las Vestiduras Blancas.

En el Museo Eclesiástico la ciudad del Cusco, Perú, podía verse hasta no hace mucho un viejo mapa confeccionado por misioneros jesuitas que en el siglo XVII llegaron al Paititi.
La antigua tela muestra la selva con sus montañas y ríos, personas y animales rodeado
todo por una inscripción que resulta todo un criptograma:

Paititi
"Corazón de corazón,
tierra in-dia del Paititi a cuyas gentes se llama in-dios,
todos los reinos limitan con él, pero él no limita con ninguno.
Estos son los reinos del Paititi, donde se tiene el poder de hacer
y desear,
donde el burgués sólo encontrará comida y el poeta
tal vez pueda abrir la puerta,
cerrada desde antiguo del más purísimo amor.
Aquí puede verse sin atajos el color del canto de los pájaros invisibles. "



Según una leyendapoco antes de que los españoles conquistaran la ciudad del Cusco,
salió el último inca junto con su pueblo y se internó en lo profundo
de la selva del " Madre de Dios ", en Perú.

pero antes de su hiuda los incas habían tomado sus más sagrados objetos dorados con ellos.
Uno de éstos era el famoso disco solar.
Ellos en medio de la selva construyeron la ciudad de Paititi,
llamada luego por los españoles El Dorado (la ciudad dorada).
Así se conservó el antiguo conocimiento.
Se cree que un grupo de maestros todavía vive allí, resguarando por centuras la antigua sabiduría.
El Dorado del español y el Paititi de los nativo es uno y en el mismo lugar.
Pero para el primero sólo representa el oro material.
En cambio el Paititi para el inca es el lugar del amor, el conocimiento y la sabiduría.

Paititi en un gran misterio.
El templo se encuentra en una ciudad subterránea, que está conectada a través de una extensa red de túneles
con otros lugares sagrados a todo lo largo de las montañas de los Andes en América del sur.
Paititi irradia una energía especial y como un centro de brillante luz ilumina el camino personal y despierta la mente dormida.
Esta radiación particular que se presenta en el lugar también produce perturbaciones electromagnéticas en aviones
y helicópteros cuando buscan acercarse a sus inmediaciones.


El muro de Pusharo


El Paititi es custodiado por los indios Machiguengas que también resguadan al "muro de Pusharo",
el cual es una enorme piedra de 35 metros de longitud cubierta de petroglifos, que según los propios nativos es una entrada al Paititi.


Patries van Elsen con el símbolo del "corazón del corazón"
en Pusharo, 2005, 2010 y 2018.


Aquí, entre los muchos símbolos de Pusharo, se encuentra símbolo del "corazón del corazón".
También según los machiguengas, esta pared es un portal a otra realidad que conecta con la morada
de los "paco pacuris" o guardianes primeros del lugar.

A lo largo del tiempo sus petroglifos han sido analizados por numerosos investigadores.
En 1970 el antropólogo-sacerdote Torrealba fotografió y estudió las señales misteriosas.
Muchos investigadores han concluído en que estos petroglifos probablemente tienen no menos de 14.000 años de antiguedad,
por esa razón no fueron hechos ni por el inca ni el Machiguenga.
Esto nos deja con el interrogante de por quienes fueron hechos y para qué.


Paititi
Acrílico sobre tela
1.00 x 1.00 m.
2005

En 2004 la artista Patries van Elsen comenzó a tener sucesivos sueños con el Paititi.
A raíz de ello, en mayo de 2005 ella fue invitada a unirse a una expedición internacional para ir precisamente a este lugar especial,
encabezada por el conocido investigador y contactado
Sixto Paz Wells.


Los participantes provenían de todas partes del mundo y todos habían recibido
"el llamado misterioso de la selva ".

La historia continúa:
En agosto de 2010, dirigido por las guías y los Maestros de la Hermandad Blanca,
una expedición internacional viaja por las selvas de "Madre de Dios",
hacia la legendaria Paititi, para realizar una obra espiritual con el disco solar
número 13 que se encuentra en el Paititi.
Esta Disco Solar Central junto con los otros doce discos unidos en
la conciencia Crística y conectarlos todos con el Tiempo Real.


Sixto Paz Wells y Patries van Elsen
con el símbolo del "corazón del corazón"
en Pusharo.

Este fue el último trabajo de la Mision Rahma con los Discos Solares en corazón del Paititi realizados para
la transición del planeta hacia el "Tiempo Real"
Así la humanidad y la Tierra entrarán al Nuevo Tiempo en Amor, Paz y Abundancia.

Este Tiempo, contiene todas las posibilidades y oportunidades para pasar a una conciencia superior y
evolucionar juntos para crear un mundo nuevo.

13 personas han sido seleccionadas para que representando a muchos
realicen físicamente esta obra espiritual en el Paititi.
Son 13 personas del Perú, Colombia, Ecuador, México, Argentina, Uruguay,
República Dominicana y los Países Bajos.

En abril de 2010 se le pidió a Patries van Elsen de tomar su lugar en este círculo de 13 personas
y de prepararse para la expedición al Paititi de agosto 2010.

Informe Sixto Paz Wells del viaje a Paititi en 2010

Informe Patries van Elsen del viaje a Paititi en 2010

Informe Dario Silva del viaje a Paititi en 2010

Informe Francisco Graciano Sosa Mandujano del viaje a Paititi en 2010

Informe Susana Emma Gavilánez Vega 2010

El viaje despertó en Patries van Elsen una especial inspiración para realizar
una serie de pinturas relacionadas
a sus vivencias con tan increíble lugar.

El Muro de Pusharo
Acrílico sobre tela
0.80 x 1.20 m.

 


Pusharo

Acrílico sobre tela
0.80 x 1.20 m
2006

 


Pusharo
Símbolos con mariposas
Acrílico sobre tela
0.70 x 0.70 m.
2006

Arte de Patries van Elsen


Pagina Principal

English

Nederlands

All pictures are estate of Patries van Elsen, c/o Pictoright Amsterdam 1983-2019
Copyright 1983-2019® -Todos los derechos reservados, Patries van Elsen

contacto